Climatización por suelo radiante y refrescante

climatizacion-por-suelo-radiante-y-refrescante

Es la mejor manera de aportar calor o refrescamiento a un edificio, por el suelo, es decir tubos de polietileno reticulado por los que circula agua caliente entre 35-38ºC para la calefacción en invierno o a 16ºC en verano para refrescar el ambiente.

La ventaja de este sistema es que con una única instalación se cubren todas las necesidades energéticas del edificio tanto para invierno como para verano, olvidándonos de aire acondicionado y calefacción por radiadores. Evita sequedad en el ambiente, movimientos de polvo, espacios ocupados por radiadores, ruidos de radiadores, falsos techos con conductos de aire para la refrigeración, consumos de gas o eléctricos elevados, ya que es mucho más económico al necesitar la mitad de temperatura de impulsión que un radiador y en verano un tercio de la potencia de un aire acondicionado.

Es muy saludable, no hay movimiento de aire evitando alergias por polvo, ácaros, etc. y puede tener en cada habitación una temperatura ambiente diferente. Siempre queremos el baño más cálido que el resto de la vivienda y con este sistema lo podemos conseguir.

Aumenta el confort, la salud, incrementa la calidad del edificio, te deja libertad de decoración. ¡Adiós ruidos!

Produce un ahorro energético por tanto económico.

Y se puede usar con cualquier tipo de energía alternativa o convencional y acompañarlo del pavimento que más guste al usuario final, madera, gres, cemento pulido, etc.

El suelo radiante y refrescante, se puede instalar sobre el suelo que tengan en el edificio si se decide hacer una reforma y tan solo contar con 1 cm de espesor para su instalación.